Agricultura

Experimentación de agricultura en campos elevados

 

Teoría de uso de campos elevados y canales

Los campos elevados fueron descubiertos en la década de los cincuenta del siglo pasado por el ingeniero petrolero Kenneth Lee, en un vuelo a baja altura entre Trinidad y San Ignacio de Moxos.

Fueron construidos por los habitantes precolombinos de Moxos para uso agrícola y forman parte de un complejo sistema de estructuras construidas en tierra (canales de transporte y riego, diques, terraplenes, lagunas y lomas o mounds). Estos campos suelen tener entre 1,5 y 4 m de ancho y de 30 cm a 1 m de altura.

Para verificar la hipótesis planteada por Kenneth Lee de que los campos elevados de los Llanos de Moxos hubieran sido fertilizados con la compostación de plantas acuáticas que se nutren de las aguas de inundación, CEAM y HOYAM han construido en San Ignacio de Moxos unos campos elevados similares a los que todavía se encuentran en la zona. Durante varias temporadas (desde el año 1994 hasta el año 1999) se ha experimentado su manejo a base de la fertilización con “tarope” (Eichhornia crassipes).

Los trabajos han sido dirigidos por Jaume Boixadera (Sección de Evaluación de Recursos y Nuevas Tecnologías del Departamento de Agricultura y Pesca de la Generalitat de Cataluña).

ha2-campos-elevados-br.JPG
Foto aérea de campos elevados del Beni